Seleccionar página

En tiempos de Cuarentena son muchos los aspectos de la salud de los cuales debes preocuparte, uno de los puntos más afectados es la parte psicológica. Acá te entregamos algunas ideas de como enfrentar este proceso.

En este período de crisis sanitaria y cuarentena, además de protegernos y proteger a otros de posibles contagios por coronavirus, es esencial preocuparnos de nuestra salud mental. Estamos viviendo situaciones que nos han obligado a cambiar nuestras rutinas, nuestras formas de relacionarnos, enfrentándonos a escenarios nuevos y llenos de incertidumbre.

¿Cómo cuidarnos?

En tiempos de crisis es común que surjan una serie de emociones negativas y que es esperable sentir irritabilidad, confusión por lo inesperado, inseguridad, temor, miedo, ansiedad, tristeza, angustia, entre otras.

Estos pensamientos y preocupaciones, probablemente, generan una respuesta fisiológica esperable, aumenta el estado de alerta, mayores dificultades para dormir, agotamiento físico, dolor de espalda, de cabeza, tensión corporal, sudoración, bruxismo.

Para poder manejar estas emociones, los psicólogos aconsejan como primera medida validar y expresar nuestras emociones. Esto, lo complementa con las siguientes orientaciones:

  • Focalizar la atención en el momento presente por sobre lo pendiente.
  • Tomar conciencia de las emociones que está sintiendo, como la respiración profunda, la relajación muscular progresiva, y mindfulness, yoga, baile, juego.
  • Sostener una rutina diaria, que incluya tiempo para el autocuidado,
  • Evitar el agotamiento emocional y físico, tomando pequeños descansos y desconexiones.
  • Concentrarse en los que se puede hacer, eso dará mayor sentimiento de autoeficacia.
  • Reconocer las limitaciones personales como ser humano, así como también las fortalezas que lo han ayudado en otros momentos de crisis.
  • Reorganizar y compartir las tareas diarias: distribuir las labores domésticas, reorganizar finanzas, y lograr acuerdos entre los miembros de la casa.

¿Cómo cuidar a nuestros hijos?

Para nuestros hijos, este período de confinamiento también está siendo difícil y hay muchas menos cosas que ellos pueden controlar para sentirse más tranquilos y seguros. Por ello, algunas buenas recomendaciones podrían ser:

  • Reconocer, validar y contener: Durante este periodo los niños pueden mostrarse nerviosos, confundidos, por lo que hay que estar atentos a cambios físicos o conductuales.
  • Hablar sobre lo que está pasando: Es importante dejar un espacio para que sus hijos les puedan hacer preguntas sobre lo está pasando. Se sugiere tener conversaciones breves y darles explicaciones que sean fáciles y claras de entender, sin entregarles más información de la que ellos piden. Nunca mentirles.
  • Reforzar la sensación de seguridad a través de rutinas.
  • Practicar la gratitud y generosidad.
  • Fomentar el contacto con seres queridos a través de plataformas virtuales.
  • Promover el autocuidado en la familia: El conectarse a través del juego, desde el sentido del humor o la risa, es una herramienta muy potente para el bienestar emocional, tanto en niños como en adultos.

¿Cómo cuidar la salud mental de nuestros jóvenes y adolescentes?

Para este grupo lo adecuado es reforzar las siguientes acciones:

  • Comprensión de los efectos de confinamiento en la respuesta emocional de mi hijo adolescente: Es esperable que extrañen a sus amigos y sus rutinas, por lo que hay que estar atentos a cambios emocionales o conductuales, sentimientos de soledad, tristeza, frustración, ansiedad entre otros. Al igual que con niños, lo esencial es reconocer sus emociones y validarlas.
  • Desarrollar en conjunto acuerdos que permitan disminuir los riesgos de contagio: Con los adolescentes, lo que mejor funciona es negociar y conversar, no imponer.
  • Desarrollar un ambiente empático y colaborativo. Se sugiere armar las rutinas en conjunto padres e hijos; invitarlos a participar del horario en la casa, pedirle su opinión, preguntarle qué piensa, qué necesita.
  • Asimismo, hay que poner atención a las conductas positivas del adolescente y reforzarlas.

¿Qué cuidados debemos tener con la salud mental de los adultos mayores?

En el caso de los adultos mayores, la importancia de su cuidado en esta época es esencial, ya que, por ser un grupo fuertemente de riesgo en caso de contraer coronavirus, más estrictas tienen que ser sus medidas de aislamiento, lo que puede traer una mayor incidencia en su salud mental. Por ello, lo relevante para ellos es:

Comunicarse regularmente, ya sea telefónicamente o por videollamada y hacerlos sentir acompañados en la cuarentena.

Incentivar que los adultos mayores sigan realizando o inicien nuevas actividades que estén permitidas según su localidad y que no tengan riesgo de contagio. Caminar en patios cerrados, tomar sol en terrazas de departamentos, escuchar música, leer, jugar juegos de mesa, hacer deporte o yoga, entre algunas de ellas, pueden ayudar a conservar el bienestar mental.

En el caso de vivir y/o cuidar con un adulto mayor, trate de mantenerle una rutina lo más estable posible. Mantener ritmos de sueño, de aseo y comidas pueden permitir sobrellevar este tiempo de mejor manera.

Regule la cantidad de información a la cual los adultos mayores puedan tener acceso respecto a la pandemia. Lo suficiente para que se mantengan informados de la situación actual y al mismo tiempo puedan sentir que pueden tomar decisiones sobre sus vidas.

Fuente: C.lascondes